abril 12, 2024

A sus 25 años, el Banco Central Europeo celebra una moneda única “irreversible”

¿Cómo resumir mejor la extraña relación de los franceses con el Banco Central Europeo (BCE)? Vierta el 25mi aniversario de la institución monetaria, solicitado a bombo y platillo el miércoles 24 de mayo, el canciller alemán Olaf Scholz y su ministro de Economía Christian Lindner habían realizado el viaje. Estuvieron presentes los “tres presidentes europeos” (de la Comisión, del Consejo y del Parlamento). España estuvo representada por su Viceprimer Ministro, Bélgica lo mismo, Eslovaquia por su Jefe de Gobierno, Chipre por su Presidente, Italia y Austria por su Ministro de Economía…

¿Y Francia? El jefe de Estado, Emmanuel Macron, no acudió. Tampoco su ministro de Economía, Bruno Lemaire. Una semana antes del evento, no se confirmó el nombre de ningún miembro del gobierno francés para asistir al evento.

Finalmente, fue Laurence Boone, el secretario de Estado encargado de Europa, quien fue enviado para evitar que la representación tricolor se limitara a un diplomático o un alto funcionario. Es cierto que esta reconocida economista ha estado en los pasillos del poder durante mucho tiempo, pero recién ingresó a la política en julio de 2022, cuando asumió su actual cargo en el gobierno.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores Por su 25 aniversario, el Banco Central Europeo falla ante la inflación

Por supuesto, la sede del BCE se encuentra en Frankfurt, lo que explica en parte la fuerte presencia alemana. «Estamos orgullosos de ser [son] país anfitrión «, no dejó de subrayar Olaf Scholz. Pero la ciudad es, de hecho, equidistante entre París y Berlín. Y el Canciller recordó que ya había visitado la sede de la institución poco después de su llegada al frente del Gobierno, “porque está en el corazón de nuestra moneda, que es uno de los proyectos europeos más exitosos”.

Elogios a Draghi y su «todo lo que se necesita»

A lo largo de la noche, en el enorme vestíbulo de la torre del BCE, se celebra una gran cena de gala que recibe a unos doscientos invitados para celebrar este cuarto de siglo -la institución monetaria fue fundada el 1oh junio de 1998, mientras que los billetes y monedas en euros se introdujeron el 1oh enero de 2002.

La francesa Christine Lagarde, su presidenta, que destaca en este tipo de ejercicio, recibió de forma destacada a sus dos antecesores, Jean-Claude Trichet y Mario Draghi (el primer presidente de la institución, Wim Duisenberg, falleció en 2005).

Todos insistieron en lo que hoy parece una obviedad: la moneda única no solo ha sobrevivido, sino que ya no puede ser impugnada. « Nous avons maintenant atteint une position où les gens séparent les institutions de leurs politiques, ce qui est la preuve du succès : ils peuvent aimer ou pas les politiques de la BCE, mais ils ne se demandent plus si être dans l’euro était le elección correcta «, subraya Christine Lagarde. Se puede acusar al BCE de dejar que la inflación se desvanezca o, por el contrario, de elevar demasiado las tasas de interés, a riesgo de sofocar el crecimiento, pero su existencia misma no está en duda. el euro es «irreversible»especificaron Christine Lagarde y Olaf Scholz, usando la misma palabra.

Te queda el 35,5% de este artículo por leer. Lo siguiente es solo para suscriptores.