febrero 21, 2024

Dos estudios revelan los secretos y debilidades de la metástasis en el cáncer

Los investigadores analizaron el genoma completo de 7.108 pacientes (3 bloques de bases) para caracterizar las diferencias genéticas entre cánceres primarios y metastásicos, el estudio en “Nature”, y cuantificar su impacto en la resistencia a las terapias para comprender y mejorar las intervenciones terapéuticas que sean estables y efectivas y personalizadas”, Genética de la Naturaleza”.

Este conjunto de datos, obtenido en colaboración con el Instituto Oncode de la Universidad de Utrecht y la Fundación Médica Hartwigabarca más de 7.000 casos de tumores primarios y metastásicos no apareados de 71 tipos de cáncer, incluidos 23 tipos de cáncer con una gran representación en ambos estadios clínicos.

Su trabajo ha permitido determinar, por ejemplo, que el tipo de tumor es determinante en el riesgo de metástasis. “En algunos tipos de tumores como por ejemplo el de páncreas las diferencias genómicas entre los tumores primarios y metastáticos son sutiles. Mientras que, en otros como prostata, tiroides y algunos typos de cáncer de mama hay diferencias genómicas muy importantes»asegura Martínez.

Además, el análisis tan exhaustivo ha permitido identificar patrones genéticos recurrentes en tumores metastásicos tales como la presencia de alta inestabilidad genética, el mayor enriquecimiento de alteraciones genómicas estructurales frente a determinadas puntuales, o la presencia de alteraciones genómicas asociadas a la adquisición de resistencia al tratamiento Sin embargo, apenas se han identificado alteraciones de conductas exclusivamente asociadas al proceso de metástasis.

evolución natural

En este sentido, explicó Martínez, “nuestros resultados se observan en gran escala de una tendencia dominante en el campo de la investigación de la metástasis, incluyendo que el proceso de metástasis no puede explicarse por una alteración genética concreta, si no, a través de un proceso evolutivo en el que puede jugar un papel muy relevante la interacción de las células tumorales con el microambiente que rodea al tumor”.

Explica este investigador que todos los tumores adquirieron plasticidad y flexibilidad para adaptarse a distintas situaciones, como por ejemplo al tratamiento. Algunos, añade, van’solitario‘ Células al torrente sanguíneo y algunas de estas pueden llegar a localizarse en otro tejido y formar metástasis. Y esto es parte de la evolución de la gran mayoría de los tumores.

Uno de cada 4 cuatro pacientes tiene alteraciones genómicas asociadas a las vías de escape del sistema inmunológico

Los resultados pueden ayudarnos a comprender por qué algunos tumores primarios no hacen metástasis, debido a su lenta evolución, o porqué hay tantas diferencias entre cánceres primarios y metastáticos en tumores de mama o próstata.

Así, la comparación entre tumores primarios y metastásicos reveló que apenas existían diferencias entre ambas etapas, ni en la frecuencia ni en el tipo de alteraciones de escape del sistema inmune observadas. «Esto nos lleva a pensar que la mayoría de los tumores probablemente adquirirán la capacidad de evadir el sistema inmunitario en etapas tempranas de su evolución.«.

En el estudio publicado «Nature Genetics», se utilizó la cohorte de más de 7.000 genomas tumorales completos descritos anteriormente para identificar la prevalencia de alteraciones genéticas asociadas a la fuga del sistema inmunitario, así como para determinar si existen diferencias entre primario y primario. tumores metastásicos. “Sabemos que los tumores tienen la capacidad de ser invisible al sistema inmune, pero queríamos comprender que alteraciones genómicas le confier en esta capacidad y como de las detectamos frecuentemente en distintos tipos de cáncer y en distintas fases de la evolución tumoral”.


La mayoría de los tumores adquiere la capacidad de evadir el sistema inmunológico en etapas tempranas de su evolución.

Francisco Martínez Jiménez

Instituto de Oncología Vall d’Hebron

La investigación muestra que 1 cada 4 pacientes tiene alteraciones genómicas asociadas a las vías de escape del sistema inmune. Pero con matices: por ejemplo, en algunos, como en carcinoma cervical más de la mitad de los pacientes tienen estas alteraciones; además, la prevalencia es prácticamente nula.

Explica Martínez, que “si somos capaces de identificar alteraciones que el sistema inmunológico invisible hacen al sistema inmunológico habríamos dado un paso muy importante porque el sistema inmunológico ejerce una presión sobre los tumores para eliminarlos, igual que si fuera un virus o una infección bacteriana, etcétera” .

También aspecto que van a permitir estas investigaciones es avanzar en determinar qué pacientes van a tener más probabilidad de metástasis para hacer tratamientos más dirigidos. “Esta es una de las vías que tenemos que continúan, particularmente en cánceres en los que tienen grandes diferencias entre tumores primarios y metastásicos”.

Martínez concluye que estos estudios nos permiten conocer mejor sus características genéticas básicas de los tumores metastásicos. Esto puede albergar nuevas oportunidades para estratificar pacientes con tumores primarios que desde el comienzo tendrán características genéticas de tumores más avanzados, así como identificar nuevas alternativas terapéuticas dirigidas a tratar los puntos debilitados de estos tumores.

Por último, los datos generados en estos studios son públicos y están a disposición de la comunidad científica como recurso para la investigación en cáncer. “Esperamos que esta combinación de datos sea un recurso que otros grupos utilicen además de investigaciones y que eventualmente contribuya al desarrollo de mejores tratamientos para pacientes con cáncer”, concluye Martínez Jiménez.