abril 12, 2024

el C919, un primer medio recorrido “made in China” pero operativo con perspectivas comerciales limitadas

China Eastern Airlines, una de las principales aerolíneas estatales chinas, no había dejado nada al azar para el primer vuelo comercial del C919, el primer medio radio «made in China», el domingo 28 de mayo. El vuelo Shanghái-Beijing estaba reservado para pasajeros cuidadosamente seleccionados (imposible comprar un billete para este vuelo), que recibían una tarjeta de embarque especial, roja como la bandera china, y una comida de lujo. Incluso se imprimió un sello conmemorativo para la ocasión.

Con sede en Shanghái, la compañía recibió su primer C919, un avión de 164 plazas, en diciembre de 2022, antes de iniciar las cien horas de vuelos de prueba en vacío que aún son necesarias para que cada compañía obtenga el derecho a volar el aparato. Pero si este vuelo es un momento histórico para el proyecto chino de desarrollar un fabricante de aviones doméstico, el objetivo de competir con el duopolio Boeing-Airbus aún está lejos.

Se suponía que el nombre del C919, un dispositivo construido por otra empresa estatal, Comac, le traería suerte: en mandarín, se pronuncia nueve «jiu», como » largo « nosotros » eterno «. Una forma de mantener vivo el programa. Pero después de ocho años de retraso con respecto al cronograma inicial, este nombre evoca sobre todo la lentitud de la empresa. Retrasos que dañan el potencial comercial del C919, cuyas tecnologías quedarán en parte obsoletas cuando esté más disponible.

El coste, un argumento insuficiente

Según Reuters, Comac ya ha comenzado a desarrollar sus líneas de producción para alcanzar una capacidad de 150 aviones por año en 2028. Airbus es capaz de producir cuatro veces más A320, el competidor directo del C919 con el 737 Boeing MAX. Sin embargo, no es suficiente para cuestionar la cartera de pedidos de Comac en China, un país donde las compras de aviones las decide en gran medida el gobierno central. En enero, Zhang Yujin, director general adjunto de Comac, anunció 1200 pedidos anticipados: “Por el momento, los transportistas están impugnando pedidos”, se jactó.

Cuando se lanzó el proyecto en 2008, el fabricante de aviones contaba con la certificación en 2014. Una meta ambiciosa en un campo de vanguardia donde China carece de experiencia. Después de algunos años de diseño, el vuelo inaugural del C919 finalmente tuvo lugar con bombos y platillos en 2017. Pero el pasillo único no había terminado con sus problemas: a partir de 2018, los prototipos se mantuvieron en tierra durante varios meses para realizar modificaciones importantes, en particular el refuerzo del motor y la góndola (que alberga el motor).

Te queda el 52,13% de este artículo por leer. Lo siguiente es solo para suscriptores.