febrero 21, 2024

Fortalecer las piernas podría mejorar la evolución tras un infarto

(CNN)– Esto debería ser más importante que aumentar la fuerza muscular para ser beneficioso para el corazón e incluso mejorar la evolución a través de un infarto.

Tener un nivel muscular mayor de fuerza en las piernas por estar «fuertemente asociado» con un menor riesgo de desarrollar insuficiencia cardíaca después de un ataque al corazón, según una nueva investigación presentada este mes en Praga en el congreso científico Heart Failure 2023, de la Sociedad Europea de Cardiología.

Los resultados no se han publicado en una revista revisada por expertos, pero ponen de relieve la importancia del ejercicio regular y el mantenimiento de la fuerza muscular en la tercera edad, ya que la masa muscular puede disminuir con la edad, lo que posiblemente afecte a salud cardiovascular, señalaron Kensuke Ueno y el Dr. Kentaro Kamiya, investigadores del Departamento de Rehabilitación de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Kitasato (Japón) y autores de la nueva investigación.

Kamiya explicó que después de un infarto de miocardio, el corazón puede requerir un proceso llamado remodelación cardíaca o remodelación del corazón, en el que se acumula tejido fibroso, lo que genera un agrandamiento del corazón. Sin embargo, están apareciendo pruebas de que la rehabilitacióncardia basada en el ejercicio puede alterar el curso de dicha remodelación de forma que jore la funcióncardia.

“La remodelación del corazón es la principal causa de aparición de insuficiencia cardiaca tras un infarto de miocardio”, afirma Kamiya. Y las mioquinas, que son péptidos o cadenas de aminoácidos liberados por las fibras musculares, podrían desempeñar un papel importante.

«El ejercicio podría ayudar a atenuar el remodelado cardíaco», asegura Kamiya. Además, estudios recientes han demostrado que el propio musculoesquelético también libera mioquinas, citoquinas que tienen diversos efectos, como prevenir la progresión de la aterosclerosis, estabilizar la presión arterial y prevenir el desarrollo de enfermedades relacionadas con la edad. El mantenimiento del propio musculoesquelético esquelético podría asociarse a un menor riesgo de desarrollar insuficiencia cardíaca a través de esta mioquina, pero el mecanismo detallado no está claro».

¿Qué es un ataque al corazón y qué síntomas pueden alertarte? 2:32

«El entrenamiento de fuerza… debería recomendarse».

Los investigadores analizaron la fuerza de los músculos cuádriceps –en la parte delantera de los muslos– de 932 personas de entre 57 y 74 años que vivían hospitalizadas por infarto de miocardio entre 2007 y 2020. era más alta, de 22,9 por 1.000 personas-año , entre los pacientes cuyos cuádriceps tienen una fuerza baja, en comparación con una tasa de incidencia de 10,2 por 1.000 personas-año entre los que tienen una fuerza alta de los cuádriceps. Los años-persona son una medida que representa el número de personas de un estudio multiplicado por los siguientes años.

«La fuerza del músculo es simple y fácil de medir con precisión en la práctica clínica. Nuestro estudio indica que la fuerza de los cuádriceps podría ayudar a identificar a los pacientes con mayor riesgo de desarrollar insuficiencia cardiaca tras un infarto de miocardio, que podrían recbir una vigilancia más intensa”, afirmó Ueno en un comunicado de prensa. «Los necesitan ser replicados en otros estudios, pero sugieren que el entrenamiento de fuerza que involucra a los músculos cuádriceps debería recomendarse a los pacientes que han sufrido un infarto para avenir la insuficiencia cardíaca».

Es en primer lugar que los científicos estudian la asociación entre la fuerza muscular y el pronóstico de las personas con enfermedades cardiovasculares. En 2016, Kamiya y sus colegas dijeron en un estudio publicado en el American Journal of Cardiology que la masa muscular en la parte superior de los brazos podría estar asociada con las tasas de supervivencia a las fermedades del corazón.

¿Cómo prevenir otro ataque al corazón?

Las nuevas investigaciones sobre la fuerza de las piernas validan lo que sabe sobrio el control de las fermedades del corazón, en el sentido de que la fuerza muscular puede desempeñar un papel en la reducción de ciertos riesgos tras los episodios del corazón. Además, aprende más sobrio porque de todas las personas puedes pagar más afectado que tienes un infarto, dijo la Dra. Shaline Rao, directora de servicios de insuficiencia cardíaca en el Hospital Langone-Long Island de la NYU, no participó en el nuevo estudio.

«Quizá lo que muestra esta señal en el músculo cuádriceps es que hay variaciones entre las personas que podrían ayudarnos a dirigir mejor las terapias. No creo que se una respuesta completa.

«Se trata de otro dato añadido qu’puede ayudarnos a comprender más a esas personas y también a argumentar a quién le vendrá mejor el entrenamiento de fuerza, en general, después de un contecimiento o una hospitalización», dijo. «Estas son formas de mezclar la fragilidad con la fuerza muscular y de pensar realmente en cómo ayudar a los adultos mayores que viven con enfermedades crónicas o que sufren enfermedades agudas a enfocar su rehabilitación de forma adecuada», concluye la Dra. Rao.

Tras un infarto, hay muchas medidas que se pueden tomar para evitar más problemas cardíacos. La Asociación Estadounidense del Corazón recomienda tomar la medicación según lo prescrito, acudir a las citas médicas de seguimiento, participar en rehabilitacióncardia, recibir apoyo de los seres queridos o ponerse en contacto con otros supervivientes de infartos, y controlar los factores de riesgo, como la hipertensión, el colesterol alto y la diabetes, tomando la medicación, no fumando, comiendo sano y haciendo ejercicio.