junio 17, 2024

los aparatos eléctricos que puedes desenchufar antes de irte

El verano nos lleva a pasar más tiempo fuera de casa. Algunos incluso deciden pasar todo el mes fuera de la misma por lo que pueden llegar a preguntarse sobre la conveniencia o no de desenchufar algunos aparatos electrónicos.

Además de los electrodomésticos clásicos (lavadora, nevera, secadora…) las casas se llenan cada vez más de dispositivos inteligentes, consolas, ordenadores, etc. que siguen consumiendo energía aunque no estemos en la vivienda.

Porque sí, aunque no los estemos utilizando, los dispositivos que se quedan encendido con el piloto rojo también consumen luz. De hecho, estos aparatos en ‘stand by’ pueden llegar a incrementar el coste de la factura hasta 132 euros al año.

Según la OCU, estos aparatos en ‘stand-by’ pueden suponer 7,5 euros más al mes. Por este motivo, la oficina de consumidores recomienda dejar desconectados este tipo de electrodomésticos de la casa como aires acondicionados, la tele, tostadores, microondas…

La nevera y el termo eléctrico, los que más dudas generan

La nevera, uno de los electrodomésticos que más consume, es quizá uno de los puntos más conflictivos de esta afirmación. La OCU calcula que un frigorífico combi enchufado puede gastar de 3,5 a 7 euros más. No obstante, si se opta por esta cuestión se debe vaciar totalmente y dejar en perfecto estado para evitar la proliferación de bacterias y malos olores. También es necesario dejarla con las puertas abiertas para evitar la aparición de moho. Del mismo modo, desde la organización subrayan que otra opción es regular el termostato para lograr una mayor eficiencia energética a la par que seguridad alimentaria si se han quedado productos sin consumir.

En este sentido, desde el portal de consumo de Endesa señalan que en caso de no poder o no querer desconectar la nevera, se puede llegar a ahorrar hasta un 6% debido a que las puertas estarán cerradas muchos días.

Otro de los electrodomésticos con el que suele haber debate es el termo eléctrico. Según la OCU, su consumo pude suponer entre 7 y 10 euros al mes. Por lo general, se recomienda programar su funcionamiento una hora al día y que el agua llegue a 70 grados o dejarlo programa de manera automática. Manuel Amate, experto en energía, subrayó en Más Vale Tarde la importancia de optar por esta alternativa para «evitar la aparición de legionela en el agua acumulada». También se puede desconectar y llegar a ahorrar hasta un 25% del consumo durante las vacaciones, según la Endesa. Si se opta por esta opción se debe dejar en perfecto estado para que no proliferen bacterias y cerrar la llave del agua.

Cerrar las llaves del agua y del gas

Los lavavajillas y las secadoras también se pueden desconectar para ahorrar. Para hacerlo, se deben quedar con las puertas abiertas y con las gomas y el interior secos.

Por último se recomienda cerrar las llaves del agua y del gas para evitar fugas durante el periodo de vacaciones. En algunos casos se puede desenchufar alguna sección completa del hogar si el cuadro eléctrico está diferenciado. Si no es el caso, se puede ir directamente a la fuente y quitar el enchufe.