abril 12, 2024

Un empresario cierra el negocio una semana y se lleva a los 60 empleados a un resort a todo lujo y con los gastos pagados

en el trabajo, no hay nada mejor que tener buen ambiente. Un entorno amigable, compañeros de trabajo con los que hacer piña o jefes que valoran y premian a sus empleados no se paga y es la combinación perfecta para tener buenos rendimientos y la satisfacción laboral.

Esto es lo que seguramente debería saber Khairul Aming, un empresario de Malasia dedicado a la comercialización de salsas de chiles conocidas como sambal, que ha decidido primero el buen momento laboral de su negocio con un gesto que sus 60 empleados de su fábrica difícilmente olvidarán.

El hombre, que es el CEO de la empresa y también ‘influencer’, cerró su empresa durante una semana y se llevó a los empleados de vacaciones y con todos los gastos pagados. “Todo el personal está feliz”, destacó Aming, en una publicación de Instagram que ya deja claro el buen rollo entre empleados y también su generosidad.

Por todo lo alto

Así, la plantilla pudo tener 5 dias de vacaciones pagadas un todolujo en un playero resort. El lugar elegido fue Langkawi, un archipiélago turístico del noroeste de Malasia. Los 60 empleados tuvieron gratis tickets de avión, estancia a un hotel de 5 estrellas con amplias habitaciones con vistas al mar y comidas costeadas, incluso una cena de gala.

No se vieron de nada y disfrutaron, entre otros, de actividades como un viaje en catamarán privadocon jacuzzi incluido, para pasar el día en una playa paradisiaca e ir a ver la puesta de sol, motos acuáticas, visitas a cuevas o un acuario, snorkel o incluso cheques regalo para poder ir de compras.

Esto no es la primera vez en la que Aming sorprende a sus empleados. El pasado octubre también fueron invitados a un resort y hace poco, coincidiendo con el dia del trabajadortambién decidió cerrar las fábricas e invitó al aire personal de compras ya comer también con cheques de regalo.

Los usuarios han aplaudido la generosidad del jefe y muchos de ellos no han dudado en preguntar, en un tono irónico, si en la empresa existían bares de trabajo vacantes. “Este jefe es un modelo a seguir”, comentó nuestro usuario de redes.