julio 13, 2024

Una nueva firma para la innovación y la digitalización

Empresa pública a la SEPI, Navantia desarrolla productos y servicios de alto valor añadido y apuesta por la transformación digital y la innovación, en un entorno que incluye la estrecha colaboración con Defensa/Armada y SEPI, la asociación con otras empresas tecnológicas de origen civil y militar, convenios y cátedras con universidades y centros tecnológicos, etc. Con cerca de 4.500 trabajadores, genera un empleo estimado en 27.000 puestos de trabajo en España, junto con las empresas filiales de Australia, Arabia y Reino Unido. Su aportación a la economía española fue de 1.313 millones de euros en 2021 (0,95% del PIB), y exportó un 56% de sus ingresos (el 0,17% de las exportaciones españolas).

Se encuentra entre las principales empresas españolas en inversión en I+D+i, con más de 71 millones de euros en 2021, una cifra superior a los sectores tecnológicos punteros en España, en línea con una evolución tecnológica exponencial en los últimos 50 años ( contratar fuera de la tecnología pasando, a exportar tecnología propia). La fragata F110 es un ejemplo de la gama de productos y servicios inteligentes (o smart), al ser el primer buque en el mundo con un ‘gemelo digital’capaz de reproducir el comportamiento del barco en particular tipo de misión y hacer un seguimiento permanente del funcionamiento de sus equipos y sistemas.

El desarrollo de servicios inteligentes incorpora tecnologías como la realidad virtual y aumentada por la asistencia remota, o la inteligencia artificial, que permitirán la evolución en el mantenimiento predictivo. Así sucede con la oficina técnica de apoyo al ciclo de vida del submarino S80, en un marco de programas estrella, como los propios de los ya incluidos y de multitud de proyectos de I+D+i enfocados no sólo a la plus de los barcos como marcas de ciberseguridad o las acústicas, así como la adecuación de las instalaciones con el empleo de nuevas tecnologías, como la nube, la inteligencia artificial, Big Data o 5G.

Esta digitalización se aplica también a los procesos productivos, está el candado de suministros, colaborando en que todo el ecosistema avance en la mejora del producto final y en definitiva, en la soberanía tecnológica del país. Tecnologías disruptivas que han favorecido la creación de seis centros de excelencia (red Navantia CoEx) especializados en diversas áreas de futuro.

Célula de innovación

Navantia acaba de lanzar su célula de innovación ‘Monodon’ para impulsar la investigación y experimentación con Tecnologías disruptivas (tecnología cuántica, robótica, nuevos materiales, nanotecnología e impresión 4D) y mejorar la implantación en la empresa. La investigación y experimentación tecnológica en las primeras fases y la colaboración con centros de investigación y start-ups marcan la esencia de esta nueva marca, que se presentará en Feindef (patrocinará el espacio Innova para Def&Sec).

Esta estrategia de innovación abierta, este papel tractor, incentivará que universidades, centros de investigación, centros tecnológicos y startups trabajen conjuntamente en una tecnología de interés común, en un entorno de unidades mixtas de investigación (UMI), empresas, foros de innovación y centros de la investigacion

La creación de ‘hubs’ con nuestras empresas estimulará el acceso a nuevas soluciones y la conexión a redes internacionales, además de la ampliación de las infraestructuras y espacios demostrativos y de experimentación para probar tecnologías de forma integrada.

cooperación europea

En el marco de la participación europea, el Fondo Europeo de Defensa ha seleccionado sus proyectos de alta tecnología en los que participa Navantia, en consorcio con otras grandes empresas, pymes, universidades y centros tecnológicos europeos. Navantia refuerza así su papel como empresa tracteura del sector naval y de defensa español en el entorno europeo y consolida su liderazgo en los ámbitos estratégicos clave para su negocio, como la digitalización de plataformas navales o el desarrollo e integración de vehículos no tripulados y armas de nueva generación. Se avanza también en el establecimiento de alianzas para el desarrollo colaborativo de buques de combate.

Entre los proyectos, destaca el proyecto de corbeta EPC, con Naval Group y Fincantieri, para desarrollar la fase de diseño de una corbeta modular, flexible, verde, interoperable e innovadora, y Edinaf, en el que Navantia liderará el desarrollo de la arquitectura de referencia para un buque digital, qu’allowirá conocer el estado de la plataforma y optimizar en todo momento su mantenimiento, con el fin de asesorar a la tripulación durante todo el ciclo de vida.